como revisar el coche antes de salir de viaje largo

Tener el automóvil siempre a punto es obligatorio durante todo el año, pero revisar el coche antes de salir de viaje realizando unas comprobaciones básicas es necesario para que no haya sorpresas desagradables.  Desde nuestro desguace en A Coruña te damos algunos consejos con los que comprobar que tu coche está a punto para comenzar tus vacaciones con total seguridad. ¡Vamos allá!

¿Sabes cómo revisar el coche antes de salir de viaje?

Para comenzar a revisar el coche antes de salir de viaje asegúrate de que el motor del vehículo esté frío. Ahora sigue los siguientes pasos:

Nivel de aceite

Empezaremos por comprobar el nivel del aceite. Para ello usa la varilla de medición. Sácala y limpia con un trapo o papel cualquier resto de aceite. Introdúcela de nuevo hasta el fondo del depósito y vuelve a sacarla así podremos observar si la mancha de aceite se encuentra entre las marcas. Si estuviese por debajo del mínimo habría que rellenar el depósito con el aceite recomendado por el fabricante.

Comprobar el anticongelante

Ahora pasamos a localizar el depósito de refrigeración que se encuentra en el compartimento del motor. Suele ser un recipiente de plástico transparente con un tapón azul o negro. El nivel ha de estar entre el mínimo y el máximo y nunca debe llenarse del todo. Si pretendemos realizar un viaje largo te aconsejamos llevar en el coche una botella con líquido refrigerante.

Líquido de frenos

Para comprobar que el líquido de frenos está en perfecto estado debes asegurarte de que su color es amarillo y de que se encuentra entre las dos marcas de máximo y mínimo. Su nivel no ha de disminuir por lo que un nivel bajo puede deberse a dos razones: o bien se trata del desgaste normal de las pastillas de frenos que hace que el nivel baje, en cuyo caso deberemos cambiar las pastillas. El otro posible motivo es que fuese por una fuga en el circuito en cuyo caso deberemos acudir inmediatamente a un profesional ya que el coche podría fallar al frenar.

Líquido limpiaparabrisas

No debemos olvidar comprobar el nivel del líquido limpiaparabrisas. Para esto nos bastará con un simple vistazo al depósito ubicado bajo el capó. En caso de necesidad, rellénalo con un líquido adecuado.

Las ruedas

Los neumáticos son de suma importancia para circular con seguridad. Comprueba que su dibujo no baja de 1,6 mm de profundidad aunque lo recomendable es que supere los 2 milímetros. Para ello puedes utilizar una moneda de un euro y observar que cubra toda la parte dorada del borde. En cuanto a la presión cuando estén fríos los neumáticos sigue las instrucciones del fabricante y si vas a llevar mucho peso añade 200 gramos a la presión recomendada.
Tampoco debemos olvidar nunca comprobar la rueda de repuesto. Debemos comprobar su estado y su presión, equiparándola siempre a la presión más alta de las ruedas que tengamos montadas en el vehículo. De esta forma si pinchamos podremos colocarla con una presión correcta y proseguir nuestro viaje.

Calibrar luces

Es importante verificar el alineado de las luces de los faros y corregirlos si es necesario para evitar deslumbrar al resto de los conductores. Para ello coloca el coche frente a una pared enciende las luces y marca la parte más alta del haz de luz. Retira el vehículo unos seis metros y haz una nueva marca. El reglaje será correcto si la segunda marca se encuentra un 10% por debajo de la primera. También puedes consultar el manual de tu vehículo para saber dónde están los tornillos reguladores o incluso si es posible regular las desde el cuadro de mandos interior.
Con estas comprobaciones básicas tu coche estará listo para llevarte a donde quieras y que disfrutes del viaje con total seguridad.

Si te ha gustado este artículo puedes seguir leyendo sobre: Circular por Madrid.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.